Activar la carpeta Private para guardar datos confidenciales en Ubuntu

No hay que ser un usuario experto para acceder a los datos almacenados en un ordenador con GNU/Linux (ya hablamos de esto en el artículo Acceder a cualquier equipo sin conocer la contraseña). De hecho, si compartes el ordenador con otra persona, para que esta persona pueda ver tus archivos, sólo tiene que abrir Nautilus y buscar tu carpeta home (que, normalmente, se encontrará en /home/usuario, suponiendo que usuario sea tu nombre de usuario).

Sin embargo, quizás esto no sea lo más importante. Imagina que pierdes tu ordenador portátil con información privada. Cualquiera podría iniciarlo con un LiveCD, por ejemplo de Ubuntu, o del famoso Knoppix, y acceder a esa preciada información siguiendo básicamente la idea del párrafo anterior.

Ya hace tiempo que hablamos de cómo podemos cifrar nuestros datos más personales utilizando TrueCrypt. Sin embargo, el propio Ubuntu tiene previsto, desde la versión 8.10 (Intrepid Ibex), un mecanismo más fácil de usar, con el que se puede crear una carpeta especial, que recibe el nombre de Private y que en realidad es un archivo cifrado con ecryptfs. Todo lo que guardes dentro de esa carpeta permanecerá invisible para quien pretenda acceder sin iniciar sesión con nuestro nombre de usuario y contraseña.

Instalación y puesta en marcha

Si quieres comenzar a utilizar esta carpeta, lo primero será instalar los componentes necesarios. Esto lo puedes conseguir fácilmente abriendo una ventana de Consola (Aplicaciones > Accesorios > Terminal) y escribiendo lo siguiente:

sudo aptitude install ecryptfs-utils

Una vez completada la instalación, necesitas crear la propia carpeta, lo que conseguirás escribiendo en la terminal la siguiente orden:

ecryptfs-setup-private

Lo primero que pide el programa es una “login passphrase“. Se refiere a la contraseña que utilizas para entrar en tu cuenta de usuario.

A continuación, se nos solicita la “mount passphrase“, una frase de paso (una contraseña larga, que puede estar formada por varias palabras). Si no escribes nada y te limitas a pulsar Intro, se crea una contraseña al azar del tipo e12b6db2ed4124a539ba2ba97ee129b3.

Como te indica el texto que aparecerá a continuación en la pantalla, es importante que la anotes y no la pierdas porque, aunque el proceso de montaje del archivo cifrado es automático y no se te volverá a pedir la clave, si hubiese un problema futuro que impidiera dicho montaje automático, sin la contraseña no podrías montar el archivo de forma manual y perderías los datos definitivamente.

Para continuar, y poner a prueba tu nueva carpeta cifrada, sólo tienes que cerrar la sesión de tu usuario y volverla a abrir (o, si quieres, reinicia el sistema).

Cuando vuelvas a entrar en tu cuenta, verás que en tu carpeta personal (Lugares > Carpeta personal), aparece una nueva carpeta llamada Private. Todo lo que guardes en ella estará a salvo de miradas indiscretas…

Como has podido ver, Ubuntu nos ofrece una herramienta muy fácil de instalar y utilizar, que además cumple sobradamente con las espectativas. Espero que te resulta útil.

Un saludo.

Fuente: Slice of Linux

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: