Cryptkeeper. Protege tus archivos

Cryptkeeper es una sencilla aplicación que sirve para evitar el acceso no autorizado a los directorios que el usuario desee. La lógica de funcionamiento es la habitual: instalación del programa, creación del archivo encriptado y acceso a su contenido mediante la contraseña asignada previamente. Este programa cuenta con una interfaz gráfica muy simple y fácil de entender, incluso para los no iniciados. Siguiendo las fáciles instrucciones que encontraréis a continuación, tendréis en 5 minutos vuestros archivos más seguros.

Cryptkeeper se encuentra en los repositorios de las distribuciones más utilizadas. De modo que podéis proceder a su instalación mediante vuestro gestor de programas o descargarlo desde su web oficial.Para instalarlo desde la terminal basta con poner:

sudo aptitude install cryptkeeper

Ejecutamos el programa para encontrar un icono en la barra principal, como el que veis al lado de estas letras (o parecido). Clicamos con el botón derecho del ratón sobre él y seleccionamos “Preferences” y, en “File browser”, escribimos nuestro gestor de archivos: nautilus, thunar, etc. Clicamos sobre el icono y procedemos a crear un nuevo directorio encriptado: “New encrypted folder”

Tan sólo nos tenemos que situar donde deseamos crear en directorio encriptado, lugar en el que depositaremos los archivos que deseamos ocultar. Hecho esto, debemos escribir el nombre de dicho directorio encriptado en la casilla “Name:”. Posteriormente, clicamos en “Forward” para seguir con el proceso. No encontraremos con la solicitud de asignación de contraseña.

Escribimos 2 veces la contraseña que protegerá el directorio. Clicamos en “Forward” de nuevo para finalizar el proceso.

Ya está. Ya tenemos creado nuestro directorio para proteger los archivos que contenga.

Si en este momento, abrimos ese directorio, veremos su contenido sin ningún problema. Para ocultarlo y que sólo sea posible acceder a él conociendo la contraseña, debemos clicar en el icono de Cryptkeeper y desmarcar la casilla del directorio que hemos protegido. Si tenéis vuestro gestor de archivos abierto, veréis que ha desaparecido ese directorio. Para poder acceder de nuevo a él, marcad la casilla y os encontraréis con la solicitud de contraseña que hemos asignado previamente.

Para finalizar, podéis comprobar que un simple ls no muestra el directorio ocultado mediante cryptkeeper. Sí que lo mostrará la orden ls -a. Sin embargo, al acceder mediante la terminal nos encontraremos con los archivos encriptados.

Un saludo.

Fuente: LinuxZone

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: